La ortodoncia lingual es una de las alternativas más novedosas que existen en el mundo de la ortodoncia. Es una  opción totalmente invisible para los pacientes, por lo que cumple las expectativas estéticas. A través de la ortodoncia lingual la gente no apreciará ningún aparato.

¿Cómo funciona la ortodoncia lingual?

Los brackets linguales se colocan en la cara interna de los dientes  (por palatino y lingual), permitiendo un control de los movimientos dentales. Los brackets se fabrican a medida para cada paciente.

¿Qué ventajas e inconvenientes tiene este tipo de ortodoncia?

Este tipo de ortodoncia está indicado para pacientes adultos con altas expectativas estéticas. También está especialmente indicado para aquellos pacientes con una disfunción temporo mandibular, mordida profunda,  alteraciones en la superficie externa de los dientes como manchas o caries o problemas de encías.

Entre las desventajas tenemos que destacar que esta técnica es más dificultosa y costosa. El dentista deberá estar plenamente cualificado para realizar este tipo de tratamiento por su complejidad y dificultad en la técnica.

Además, la preocupación principal del paciente con este tipo de ortodoncia es la dificultad que se presenta para la deglución, fonación y masticación así como las molestias que pueden ocasionar los brackets en la boca.